jueves, 20 de julio de 2017

Feria Nacional del Libro y la Poesía

La cita será los días 10 y 11 de agosto en la Biblioteca Federico García Lorca de Apartadó, e incluye conversatorio y otros actos culturales.

Juan Mares- Uno de los promotores  de  la iniciativa

FENALPA

“Lerr también es Urabá”

Objetivo:

Promover desde todos los enfoques y dinámicas sociales en el campo de la cultura, la lectura como ruta de producción intelectual, lo mismo que fortalecer la difusión del libro, fomentar la cultura y exponer la poesía como eje central para el goce y disfrute de los ciudadanos.

A este encuentro con la cultura ha sido invitados, Pablo Montoya, Raúl Henao, Carolina Hernández, Diego Despreciado y Luzjanza Naranjo, dijo el poeta, Juan Mares uno de los impulsores de esta iniciativa.

Objetivos específicos:

Infundir valores y hábitos de lectura
Expandir el mercado del libro y concienciar sobre su importancia
Diseñar modelos que ayuden al fomento de la lectura y la escritura
Producir eventos artísticos con el género de la poesía
Propiciar espacios de sano esparcimiento y aprendizaje

Justificación

El primer Festival Nacional del Libro y la Poesía en Apartadó, FENALPA; leer también es Urabá, nace ante la necesidad de la falta de programas que fomenten la lectura y la escritura en el municipio de Apartadó y la subregión de Urabá.

Liderado por el taller de escritores Urabá Escribe, que busca institucionalizar el programa en esta parte del territorio departamental, debido a que los eventos del interior del país, e incluso los del departamento, quedan a gran distancia, implicando tiempo, gastos y peligros en la vía que dificultan en ocasiones la movilidad, dejándonos por fuera a los antioqueños y colombianos de esta parte del país, de aprovechar las oportunidades que brindan las instituciones públicas y privadas dedicadas al arte y la cultura.

FENALPA; leer también es Urabá, se propone de descentralizar los eventos de gran magnitud, realizados bien sea por el ministerio de cultura a través de RELATA o el mismo Instituto de Cultura y Patrimonio de Antioquia, para mostrar que la periferia también tiene cosas buenas que mostrar y donde se puede llevar a cabo eventos que resalten la literatura y la poesía como centro de atracción extrema. 
En nuestro territorio también hay talento para mostrar, también queremos estar al lado de los grandes de Colombia, también anhelamos ser reconocidos en el país como región de frutos artísticos con personajes de alto nivel formativo y de experiencia en las letras, con recorrido de muchos años.

Está en nuestra meta, contribuir al fortalecimiento artístico y cultural del municipio y de la región como taller organizado que implementa nuevas estrategias y diseños de imponer una moda literaria en esta tierra que ha sufrido los flagelos de la guerra de muchas formas.

Con la suma de muchos esfuerzos se pretende lograr el sueño de demostrar que también nosotros, los de estas tierras, podemos liderar procesos en torno al arte y la cultura, para realizar aportes a la construcción de la paz que tanto deseamos todos y reducir el duelo y el dolor de los que han sido víctimas de tales acontecimientos crueles. 

El milagro de las palabras

Sin la palabra creadora no existirían ni Moisés, ni don Quijote, ni Úrsula Iguarán, ni los caballeros medievales, ni aquel otro que solo era una armadura sin nada por dentro.


Por: Reinaldo Spitaletta
Especial para El
PREGONERO DEL DARIÉN

En un sonoro poema de Edgar Allan Poe, un cuervo repite un estribillo melancólico: “Nunca más”. El hombre es el único ser de la naturaleza dotado con la palabra inteligente, no la palabra mecánica del loro, o del cuervo, o de la urraca, sino con un instrumento complejo que lo diferencia del resto de animales. Y lo encarama a la parte más alta de la evolución.

Con las palabras, si son creadoras, el ser humano puede alcanzar la dimensión (y la condición) de un dios. Suena a prepotencia y a herejía, pero es una verdad de fácil demostración. Las cosas empiezan a existir cuando las nombramos. El nombre no es solo signo de identidad, lo es también de vida, de ocupar un lugar en el universo. Por eso, con las palabras se crean mundos y personajes, historias y hasta monstruos de la razón y la sinrazón.

Acordémonos que Dios, el hebreo, el del Génesis, crea mediante la palabra. A su pronunciación aparecen las cosas y durante seis días se dedica a esa labor colosal de fundar el mundo mediante el verbo. “Hágase la luz…” y de inmediato las sombras se apartan para dar paso a la claridad, a un mundo visible. Con la palabra podemos hacer oscuridades y soles, hombres y fieras, jardines y selvas vírgenes
Sin la palabra creadora no existirían ni Moisés, ni don Quijote, ni Úrsula Iguarán, ni los caballeros medievales, ni aquel otro que solo era una armadura sin nada por dentro. La palabra crea imágenes. Y sonoridades. Las palabras duelen y festejan. Son posibilidades para mejorar el mundo y a nosotros mismos. ¿Qué imagen nos llega cuando pronunciamos la palabra cristal? ¿O campana? ¿O acuarimántima? Múltiples imágenes: visuales, sonoras, olfativas… Sin la palabra no hay lugar a la imaginación. El miserable mundo, sin ellas, sería tenebroso y sin memoria. Qué tal llegar a olvidar el nombre de las cosas y nuestro propio nombre. Qué tal caer en una amnesia colectiva, estar siempre navegando sobre las aguas del Leteo.

El desconocido (e impronunciable) nombre de Dios dio origen al gólem. Borges y Meyrink lo supieron. Qué sería de aquel hombre que, sentado en un templo, enmudece de pronto y no puede comunicarse con la deidad, que ya no puede decir “padre nuestro”. Ese es el infierno. Un lugar donde no hay palabras, en el cual nadie puede comunicarse, sino sucumbir ante un silencio que no es musical, sino doloroso. El desamparo. Lo enceguecedor.

El paraíso, entonces, es ese lugar (o no-lugar) en el que seguimos teniendo el privilegio de la palabra. Nadie, si conocemos los secretos de la palabra, nos puede expulsar de él. La palabra es una conquista, un ascenso hacia la libertad y hacia el conocimiento de mi semejante. La palabra es vida.
Reinando Spitalletta

Filón, griego y judío, anunciaba que las palabras crean las cosas. Palabras como hálito, como una propiedad de las deidades para crear y permanecer. El verbo es una suerte de taumaturgia, una mezcla de fórmulas e ilusiones, que devienen una alquimia de novelas y cuentos. ¿Cómo suena el esplín en la ciudad? ¿Y la italiana noia? ¿Qué palabras se quedan en los nidos y qué otras van tras el vuelo de las golondrinas?

En este recorrido que vamos a emprender, en una caravana verbal, con beduinos de desiertos imposibles, con donjuanes de conquistas a punta de palabras y no de espadas, nos encontraremos con el portento de Scheerezada, la que a bien tuvo, por su cultura, por sus viajes, por su audacia, salvarse gracias a las palabras. A las creadoras y encantadoras palabras. Y seguro viajaremos por mares desconocidos, antiguos, medievales, en los que había leviatanes y una zoología fantástica. Como el calamar de Verne. Como la ballena de Melville, portentos de un siglo de ciencias y revoluciones artísticas.

Caminemos hacia la luz. La palabra nos guía. La creadora palabra nos ilumina. La peligrosa palabra, que es antorcha y chispa que puede prender las praderas de la imaginación, nos hace ascender por una escalera al cielo. O al infierno, que también está hecho de verbo.

*(Introducción del libro Sustantiva Palabra, Reinaldo Spitaletta, Editorial UPB, Medellín)

martes, 18 de julio de 2017

EL PREGONERO DEL DARIÉN-13 años

Entrega de distinciones a personalidades de Urabá, taller y exposición de caricaturas, hacen parte de la programación, EL PREGONERO DEL DARIÉN 13 AÑOS-EDICIÓN 150.

Mario Hernando Orozco Gallego, Mheo y el director 
de EL PREGONERO DEL DARIÉN, periodista
 Wilmar Jaramillo Velásquez, durante reciente 
encuentro en la ciudad de Pereira.


Mheo es nuestro invitado especial


Un artista plástico, un médico y un reportero gráfico, recibirán el premio a la excelencia que este medio de comunicación entrega a quienes se destacan por trabajar por Urabá y su gente.


Mario Hernando Orozco, Mheo, como firma sus caricaturas, es pereirano, comunicador social y periodista, con un magíster en estudios políticos, casado y padre de una niña, ha trabajado en medios de comunicación como El Diario del Otún de Pereira, su primera escuela, el Espectador, El Tiempo, La Patria de Manizales, la desaparecida revista Cambio, El Tiempo y desde hace 20 años es el caricaturista de planta del País de Cali.

Sus caricaturas están plenas de humor, con sentido crítico pero constructivo, lo que le ha valido nada más y nada menos que seis premios nacionales de Periodismo Simón Bolívar, un verdadero record, difícil de superar.
De Mheo, se puede decir que con más 20 años en el oficio, es un hombre bien informado que retrata a diario la realidad nacional y que en un trazo, nos dice lo que otros intentamos en una cuartilla.

Dentro de los actos previstos, fuera de la entrega de distinciones a tres reconocidos personajes de Urabá, el médico, Luís Alfonso Ossa, el acuarelista, Julio Carlos Angulo de San Juan de Urabá y el reportero gráfico Francisco Luís Barrientos (Kico), conjuntamente con la Fundación Forjando Futuros, estamos organizando un taller de caricatura y una exposición de caricaturas sobre el conflicto armado en Colombia, programación que daremos a conocer oportunamente. La ceremonia central, será en el auditorio del Hotel Emberá de Apartadó el día 25 de agosto a las siete de la noche.

Este año durante la celebración aniversaria de EL PREGONERO DEL DARIÉN, el cual se celebra conjuntamente con la edición 150, tres ilustres ciudadanos de la región recibirán el galardón a la excelencia, por su dedicación y entrega permanente por el bien de Urabá y sus habitantes.
Dr. Luís Alfonso Ossa
El médico, Luís Alfonso Ossa, quien no solamente desde el ejercicio de la Medicina cumple una destacada labor social, si no desde su condición de líder cívico, comprometido con las grandes causas de Urabá, desde la educación y la ciencia.

Francisco Luís Barrientos, conocido como “El padre de la memoria gráfica de Urabá” ha hecho un significativo aporte a la historia como el decano de los reporteros gráficos de la región.
Francisco Luis Barrientos (Kico)
Un tercer y bien merecido reconocimiento, para el maestro de la acuarela y las artes plásticas en general, el hijo de San Juan de Urabá, Julio Carlos Angulo, cuyos perfiles está elaborando el poeta Juan Mares, para ser publicados en nuestra edición especial de agosto y leídos durante la ceremonia prevista para el día 25 de agosto a las siete de la noche en el hotel Emberá de Apartadó.
El Dueto Gopar, conjuntamente con el maestro, Rubén Darío Valencia, fieles guardianes de  la música colombiana, nos regalarán un puñado de canciones.
Maestro, Julio Carlos Angulo

Quienes nos apoyan hasta el momento?

Hasta el día de hoy las siguientes personas, empresas o instituciones acompañan nuestro aniversario número 13 de EL PREGONERO DEL DARIÉN y la puesta en circulación de la edición número 150 y estamos pendientes de la confirmación de otros amigos:

Fundación Forjando Futuros
Embrionar
Hotel Emberá
EL Dr. Sadoh Molina
Los artistas plásticos:
Rubén Darío Valencia
Martín Jaramillo
El Poeta Juan Mares
Abogado Carlos Banguero
Arquitecto Guillermo Peña
Dr. Carlos Julio Mazo Ospina
El Dueto Gopar



 Edificio "Balcones de Katíos "- Apartadó


domingo, 16 de julio de 2017

La paz se asoma tímidamente

“Tuvo que haber 53 años de confrontación, para que se cumpla lo que está en la Constitución” Erika Montero.

Aún sobre vive un pequeño anillo armado, estipulado en los acuerdos

Por: Wilmar Jaramillo VelásquezEnviado especial de El PREGONERO DEL DARIÉN-
Zona Veredal de Normalización Transitoria (ZVNT), Jacobo Arango de las FARC –vereda Llano Grande- municipio de Dabeiba –Antioquia

El municipio de Dabeiba, Antioquia, está rodeado de espesas montañas y circundada por turbulentas aguas de caudalosos ríos, lleva a cuestas más 17 mil víctimas de la violencia cuando su población no supera los 24 mil habitantes. Es considerada la puerta de entrada a la zona del Urabá Antioqueño. 
Al fondo las selvas por donde esta guerrilla se movió por más de medio siglo.

Este municipio fue objeto de tres cruentas incursiones por parte de las FARC y como si algo faltara también vivió una masacre paramilitar.

Salió del anonimato estatal y de los medios de comunicación, cuando se conoció que en su territorio se establecería una de las Zonas Veredales de Normalización Transitoria (ZVNT) de las FARC, exactamente en la vereda Llano Grande, un estratégico corredor histórico para la insurgencia que los conecta con la serranía de Abibe y las selvas del Nudo de Paramillo en Córdoba, objeto de sangrientas disputas con el paramilitarismo.

Al llegar a Dabeiba, se cruza un prolongado y desvencijado puente en su zona urbana y se comienza un ascenso hacia la montaña, por una estrecha carretera recuperada por el gobierno, para habilitar el acceso al lugar y la llegada de insumos para los guerrilleros. En invierno es intransitable dicen los campesinos, quienes gastan hasta tres horas para llegar a pie al pueblo.

Sobre la vía, aparecen algunas modestas casas de campesinos, dedicados al cultivo de Maracuyá y café, pero todo el municipio es una gran despensa agrícola. Produce de todo.

Después de unos cuarenta minutos, se llega a la zona veredal, la misma que ya concentrados y desarmados los guerrilleros no se ha terminado, hay obreros en actividad permanente.

Allí, un improvisado caserío con viviendas prefabricadas y techos de eternit, albergan a dos centenares de guerrilleros, hombres y mujeres, hay gran presencia de la mujer, hay jóvenes y viejos curtidos por la guerra como Isaías, con más 40 años en las FARC.
La zona veredal no está terminada y los acuerdos avanzando

Están desarmados y de civil, con la excepción de un pequeño anillo de seguridad que comparte el espacio con fuerzas del estado, algunos ya más relejados pasean sus retoños, producto del amor, no de la guerra, por los entornos del campamento.

En uno de los costados están los campamentos de los delegados garantes de la ONU, en el centro, las habitaciones de los excombatientes, casinos y un almacén de materiales de construcción.

También hay una recepción y un improvisado auditorio, al final, están los campamentos de los mandos y los contenedores donde fueron almacenadas las armas antes de su destrucción y se trata de una zona restringida para la prensa y los visitantes.
Florece la vida por encima de la guerra y la muerte

Al interior del campamento, los excombatientes llevan una vida normal, se distribuyen las tareas de aseo, rancho, vigilancia, recepción con total organización y disciplina, desarmados y de civil, algunos incluso criando bebés, se ven inofensivos, llevan en su discurso el tema de la paz no quieren abordar temas de guerra y lenguaje belicoso, tampoco quieren hablar de sus rangos al interior de la guerrilla, hoy hablan de paz, de política, de otros sueños y metas, aunque todos repiten como estribillo “Lo importante que el gobierno nos cumpla, nosotros estamos cumpliendo”

En este apartado lugar de Colombia y con la presencia de una tímida delegación del gobierno departamental de Antioquia, se cumplió el 27 de junio la ceremonia protocolaria de dejación de armas de las FARC, luego de 53 años de guerra.

Allí, en la parte alta, antes de comenzar la empinada montaña, la misma que casi todo el día permanece cubierta de una espesa niebla, habita don Luís Gonzalo David Úsuga, presidente de la Junta de Acción Comunal de Llano Grande, un viejo labriego, quien prácticamente representa el único vestigio del estado en el lugar, lo que los burócratas capitalinos llaman pompososamente la institucionalidad, el dice que no han tenido problemas
 de convivencia con la presencia guerrillera en la zona, pero le pide al gobierno que cumpla los acuerdos para evitar más problemas, aprovecha el momento para decirle al presidente Santos, que allí existente una comunidad de colombianos olvidados, que no tienen colegio y que la carretera en invierno los aísla totalmente del casco urbano y no pueden sacar los productos que cultivan, como café, maracuyá y hortalizas.

Luís Gonzalo David Úsuga-
 líder comunal

A la ceremonia también llegó el alcalde de Dabeiba, Antonio José Lara Varela, quien anunció que están viviendo un momento histórico para la paz de su municipio y de Colombia y resaltó la voluntad de ambas partes para que el proceso funcionara desde el cese al fuego.
 “Hoy mucha gente quiere invertir en Dabeiba, hay mucho tráfico de turistas por la vía tenemos hasta congestión de vehículos en el pueblo” dijo “Los invito a dejar el odio, la envidia y la desinformación, desarmar los corazones, dejar los resentimientos y que el fin del conflicto nos traiga mejores inversiones” concluyó el alcalde.

Antonio José Lara Varela-
alcalde de Dabeiba

Erika Montero, vocera de la mujer guerrillera en el encuentro, dijo “Hoy tenemos sentimientos encontrados, renunciamos a la guerra, pero iniciamos la etapa política,la lucha inicia construyendo paz desde los territorios, no ha sido en vano tanto dolor, saber que tuvo que haber 53 años de confrontación para que se cumpla lo que está en la Constitución, entonces este proceso no hay que volverlo trizas, ya que es una exigencia de los colombianos para dejar la guerra, la gente no votó por Santos, votó por la paz, además hay un mal presagio, seis meses después de la ley de amnistía los compañeros siguen en las cárceles”.

 
Erika Montero-mujer guerrillera




La Secretaria de la Mujer de la Gobernación de Antioquia allí presente, Luz Imelda Ochoa, dijo que “las causas por las que lucha la mujer, son más antiguas que las FARC, la primera guerra está en nuestros hogares, la paz comenzó en el corazón de las mujeres, este proceso no lo devuelve nadie, la paz la diseñamos entre todos, hay desconfianza, mantengamos la mente y el pensamiento de paz, la violencia es atrasada, ustedes están vivos porque decidieron vivir en paz” argumentó.

Luz Imelda Ochoa- Secretaria
 de la Mujer de Antioquia


Presbítero Eliseo Osorio
El presbítero Eliseo Osorio de Dabeiba, quien ha compartido en varias oportunidades con los guerrilleros, se mostró complacido de ver a Monseñor Luís Augusto Castro, un hombre enamorado de la paz, en el acto de dejación de armas, presidido por Juan Manuel Santos y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño. “He estado acá nueve veces, yo creo en lo que veo, en lo que hoy se está concretando” dijo mientras mostraba su alegría por la próxima vista del Papa a Colombia, según él a ratificar el respaldo al proceso de paz.
Ariel Ramírez- de las FARC
Otro dirigente de las FARC que intervino en la ceremonia fue Ariel Ramírez, quien manifestó: “Hoy comenzamos a dar una dura lucha en el campo político y eso lo define el congreso del nuevo partido, abrazamos cultivar la tierra, tenemos mucho que aportar, lo que esperamos ahora es el cumplimiento de los acuerdos y no más derramamiento de sangre como los dijo Timoleón Jiménez”
Tatiana Gutiérrez, gerente de paz de la Gobernación de Antioquia, dijo abiertamente que nunca creyó que la vida le tuviera reservado ese momento, “mirándonos a los ojos dignos y respetando unos a otros, nuestro pensamiento debe ser ese, no más muertos, hoy soy testigo del cumplimiento de la palabra de las FARC, Antioquia es el único departamento que tiene un Plan de Paz y se va regionalizar todo el proceso de reincorporación y ahora los caminos de Colombia van hacer muy diferentes y nos espera la prosperidad.
                                  Tatiana Gutiérrez- gerente de paz de Antioquia

Finalmente Victoria Eugenia Ramírez, secretaria de gobierno de la Gobernación de Antioquia, dijo que la paz está en nuestro interior, “no está en un papel, el gobernador quiere una paz duradera para luego no salir a decir que nos equivocamos, confío que hoy sea la hora de la verdad, que nos montemos en el buque de la paz, ustedes tendrán seguridad por parte nuestra”
A partir de este momento las FARC, pasaron hacer un grupo desarmado en todo el país, después de más medio siglo de guerra y afinan instrumentos para convertirse en partido político.
Victoria Eugenia Ramírez- secretaria de gobierno de Antioquia

*En nuestra siguiente edición de agosto dos notas periodísticas más de esta zona, una con el veterano ex combatiente de las FARC, Isaías Trujillo y la presencia de la mujer en la guerra.

sábado, 15 de julio de 2017

Otros valores agregados de la paz

No solamente el turismo, la fauna, sino el valor de la tierra se recupera y se valoriza, a medida que la paz se va aclimatando, se va generando confianza.

Por: Carlos Julio Mazo Ospina-Especial para ELPREGONERO DEL DARIÉN

Pese a la persistencia de un grupo de colombianos de “volver trizas” los acuerdos de paz logrados entre el gobierno del presidente Santos y la guerrilla de las FARC, los beneficios en materia de tranquilidad, de disminución de los asaltos a poblaciones, de muertes de hombres y mujeres de la fuerza pública y población civil, son evidentes. Solamente el hospital Militar de Bogotá puede ser el punto de partida para un juicioso análisis sobre este tema. 97% de disminución en la atención a militares y policías por causas del conflicto, esto lo deberíamos estar celebrando todo los colombianos.

Pero no hemos celebrado aún, porque aun grupo de enemigos del gobierno con gran poder al interior de los medios de comunicación, se han empecinado en decir todo lo contrario y basados en un sartal de mentiras han llevado a los ciudadanos, no al optimismo, sino al escepticismo.

Basta solo con mirar en nuestro ámbito regional para ver otros beneficios de esta paz en construcción, por ejemplo, el valor de la tierra en sectores neurálgicos como San José de Apartadó, como un solo ejemplo, se ha recuperado considerablemente, la gente está comprando y vendiendo a buenos precios, antes nadie quería invertir su dinero en esa zona, el turismo hacia Urabá, pese a no tener mayores atractivos distintos al mar, ha aumentado, el tráfico por unas carreteras antes tierra de nadie hoy es fluido y tranquilo.

Y eso que apenas estamos comenzando la transición de la guerra, la muerte y la desesperación a un respiro de tranquilidad, autoridades ambientales del resorte nacional han reportado que lograron finalizar expediciones a sitios que antes ocupaban las FARC, logrando incluso identificar nuevas especies de animales.

En municipios como Carepa, con más de 20 mil habitantes afectados por la violencia, en su mayoría desplazados llegados de otras latitudes, el futuro gobierno tiene que ser muy audaz a la hora de la formulación de proyectos para beneficiar a estas poblaciones, muy dinámico para canalizar recursos de la cooperación internacional y dejar de estar buscando excusas torpes para cubrir la pereza y la negligencia administrativa para no hacer nada.

Estas víctimas de la violencia están ávidas de empleo digno, de vivienda, de oportunidades, están cansados de tanta promesa, de tanta mentira, quieren pasar de los discursos lastimeros a los hechos reales, y eso solo lo puede jalonar un alcalde con capacidad gerencial, con experiencia administrativa, porque como dicen los ciudadanos del común “Ya estamos hartos de alcaldes buenas personas” necesitamos es compromisos y hechos tangibles para recuperar el tiempo perdido que no es poco.

viernes, 14 de julio de 2017

“El establecimiento nos dividió en dos”

Darlinson Escobar, uno de los hombres fuertes del otrora Quinto Frente de las FARC, ratifica su compromiso de paz y con los acuerdos de la Habana.

Por: Wilmar Jaramillo Velásquez
Enviado especial de El 
PREGONERO DEL DARIÉN
Zona Veredal de Normalización Transitoria (ZVNT), Jacobo Arango de las FARC –vereda Llano Grande- municipio de Dabeiba -Antioquia

La lectura por los fusiles
Durante nuestra visita a la Zona Veredal de Normalización Transitoria (ZVNT), Jacobo Arango de las FARC, en zona rural del municipio de Dabeiba, dialogamos con Darlinson Escobar, quien hiciera parte del Estado Mayor del Quinto Frente de esa organización alzada en armas, hoy en transición a la vida institucional, quien afirmó que el día más crítico en su vida, fue cuando tomó la decisión de irse al monte.

“A nosotros nos obligaron, nos empujaron, el establecimiento nos dividió entre amigos y enemigos y terminamos enfrentados a unos soldados que ni siquiera conocíamos, siendo que su familia es la misma nuestra, como lo es la de un paramilitar, campesinos todos”

El Quinto Frente mantuvo operaciones militares en Urabá, Occidente antioqueño, Norte de Urabá, Chocó y Sur de Córdoba, siendo una de las unidades más beligerantes.

Sobre si están preparados para el momento que viven hoy, Darlinson manifestó:

“Es un tema muy complejo, si bien hemos estado claros desde que empuñamos las armas, esto no tenía que perdurar por toda la vida, que las armas no eran el fin sino el medio, acá estábamos como símbolo de protesta por la inconformidad por el abandono del Estado”

Este hombre con 26 años en la guerra, advierte hoy:

“Es una experiencia dolorosa que no nos gustaría recordar, estuvimos enfrentados al fantasma de la muerte durante todos estos tiempos, cada minuto que pasaba, pero también estábamos conscientes que ese era el sacrificio que teníamos que hacer por tratar de construir un mejor país”

Darlinson dijo que allí, en las FARC, a pesar que los han pintado como unos monstruos hay personas que sienten, que aman, que tienen sueños, que tienen una familia.

“Diría que gran parte de nuestra gente que está aquí es por eso, por el amor a la familia, porque a algunos se los mataron, a otros se los desaparecieron, a otros se los encarcelaron injustamente, a otros los desplazaron”

Sobre el tema de la seguridad que los inquieta, este ex combatiente a quien las fuerza pública le mató a su hija de 12 años, durante una operación en el departamento de Córdoba, en la cual también fue ultimado el comandante del Quinto Frente, Jacobo Arango y quien hoy es padre de un niño que está con su esposa argumenta:

“Somos conscientes que este proceso no es nada fácil y que todo no está construido que tenemos que construirlo, sabemos también de la inconsistencia del gobierno. En el punto tres, que es el fin del conflicto, está el tema de seguridad personal para nuestros integrantes y hay un tema que es el desmonte de las estructuras armadas al margen de la ley, que de alguna manera representan un peligro para nuestras unidades, nosotros ese tema no lo estamos planteando de una manera militar ni guerrerista, nosotros estamos planteando que ese tiene que ser un tema consensuado, un tema de inclusión, un tema de invitación a sumarse a estos acuerdos, de aportarle al país. Pero también hemos dicho, si el costo o el sacrificio por querer la paz y por construir un mejor país, será la muerte, bienvenida sea, pero que sea para un bien de nuestra gente”

Darlinson aprovechó la ocasión para enviar un mensaje a los contradictores del proceso de paz:

“¿Qué le decimos a los contradictores de este proceso? algunos pensarán que apoyar los acuerdos es apoyar a las FARC… no eso no es así, podemos tener diferencias políticas, pero eso lo debatimos en el escenario, eso lo debatimos con las palabras, no con las armas y bueno el mensaje es que nos sentemos y reflexionemos frente a todo este tema y miremos que es los que queremos, como queremos transformar a las comunidades y si queremos que la gente tenga participación, que sea incluida en los escenarios, en todos los espacios posibles que se vienen presentando en este país.

De la misma manera envió un mensaje a los habitantes de Urabá, así:

“Yo soy de Urabá, allá esta mi familia, mis amigos, mi adolescencia, allá está mi infancia y allá está toda mi vida, porque todo el tiempo de lucha mía ha sido allí, tengo un gran afecto por Urabá, conozco su gente, se como son las visiones políticas, los fenómenos que se están presentando.
Darlinson Escobar del Quinto Frente de las FARC
El mensaje que le mando a mi gente es lo mismo que he venido diciendo: apoyemos estos acuerdos, este proceso de paz, no permitamos que algunos caprichos personales nos frustren el sueño que tenemos los colombianos. Podemos haber cometido muchos errores nosotros como FARC, pero también muchísimo pero muchísimo más graves los que cometió el Estado. Yo invito a la gene de Urabá que apoyemos estos acuerdos, además Urabá tiene varios municipios priorizados, trabajemos por esta gente de manera conjunta, no importa la raza, no importa el color, no importa la condición social, no importa la diferencia política.

Finalmente este ex comandante de las FARC se lamentó de la forma como se enfrentan los colombianos:

“El establecimiento nos obligó y más triste es que dividió al país en dos sectores y esos dos sectores se veían como enemigos sin ni siquiera conocernos. ¿Por qué se tenía que decir que yo era enemigo de un soldado si no nos conocíamos, si somos colombianos, miremos la familia de ese soldado, venga miremos la familia mía, miremos la familia del paramilitar, la misma familia de campesinos porque tenemos que seguirnos matándonos?

lunes, 10 de julio de 2017

Vamos derecho a correr la suerte de Venezuela

La extrema derecha liderada por el Dr. Álvaro Uribe Vélez, está buscando regresar al poder al precio que tengan que pagar.


Por: Félix Amín Tobar Tafur Especial para EL PREGONERO DEL DARIÉN

Comienzo escribiendo esta columna, reflexionando sobre como el hermano país de Venezuela ha llegado a situaciones inimaginable: un país rico en recursos naturales, una economía históricamente estable, una democracia que permitió romper esa hegemonía patentada por siglos de los partidos tradicionales, un pueblo activo, pujante y soñador; pero una derecha feroz, capaz de acudir a cualquier método, para recuperar el poder y el control de un país que los enriqueció producto de la corruptela de muchos gobiernos y de muchos personajes oscuros, que se lucraron de la bonanza petrolera.

Esa derecha Venezolana en abierta desobediencia civil, ha decidido esconder materias primas, cerrar centros de producción, sacar sus capitales de Venezuela, bloquear el desarrollo tecnológico y productivo del país y en alianza con los EE.UU adelantar un bloqueo económico y generar el clima perfecto para descargar toda la responsabilidad de la crisis que ellos generaron, a la revolución Bolivariana del siglo XXI, incluso invadirla si fuese necesario. He comenzado por hacer ese análisis, para poder aterrizar lo que ahora mismo estamos viviendo en Colombia. Debo por empezar diciendo que soy un progresista sin partido, luego quienes me califiquen de Santista o militante activo de partidos, están enormemente equivocados. He apoyado procesos sociales y mi condición de líder social me ha habilitado en la vida para estar ligado a las dinámicas sociales nacidas desde la misma gente, lo hago por mi formación pero sobre todo por convicción.
Félix Amín Tobar Tafur
Hecha esta necesaria aclaración, vuelvo al tema realmente importante: la realidad de nuestro país. En Colombia la extrema derecha liderada por el Dr. Álvaro Uribe Vélez, están buscando regresar al poder al precio que tengan que pagar. Para ello han optado por aproximarse a lo que ocurre en Venezuela: desprestigiar el gobierno Santos, que así no nos guste, se ha jugado sin cálculo político, en el proceso de paz y solo en pocos años vamos a valorar el significado para la sociedad colombiana. Para ello no les ha interesado llevar al escarnio público del nivel internacional.

 Los más altos intereses de la patria, al presentarnos nuevamente como “republiqueta bananera”, donde la economía la movemos en base a la coca. Ese daño inocultable y supremamente grave, en otras latitudes sería calificado como “Traición a la Patria”. En Colombia el Senador del Centro Democrático se da el lujo de desafiar la Nación ante la mirada impotente de todos los colombianos. Pero más allá del desprestigio internacional, está la estrategia de desistitucionalizar este país, de convertirse en juez de los jueces. Cada vez que un fallo no les favorece a sus amigos o círculo familiar, inmediatamente es descalificado y ligado al terrorismo. 

Ahora ya le vendieron al país la idea de la crisis económica y para allá vamos, los grandes cacaos del país exploran la posibilidad de comenzar a cerrar centros de producción y a generar desconfianza en inversionistas extranjeros para volver trizas ya no el proceso de paz, sino la economía del país y de paso enarbolar las bandera del “País inviable”, que solo un redentor surgido de las entrañas uribistas pueda salvar la Nación. Entonces bajo esa estrategia podemos decir sin lugar a equivocarnos que sí vamos a correr la suerte del hermano país sino despertamos a tiempo y tomamos las decisiones que como pueblo debemos tomar antes que sea demasiado tarde.