martes, 12 de diciembre de 2017

El golpe de los alcaldes a Urabá

El 10 de julio publicamos este editorial sobre el tema de los peajes y hoy se da  como una profecía. A los alcaldes no les cumplieron el acuerdo.

El alcalde de Turbo, Alejandro Abuchar, reconoció públicamente  que el
 acuerdo con el gobernador y la ANI no se cumplió, por lo tanto queda sin efectos. 
Como perritos falderos los nueve alcaldes de Urabá salieron tras el gobernador Luís Pérez a legalizar los excesivos cobros de peajes en la zona.

Editorial de EL PREGONERO DEL DARIÉN-julio-2017

 Sorpresivo y mansalvero fue el duro golpe propinado por los nueve alcaldes de Urabá al bolsillo de los ciudadanos, al sentarse a puerta cerrada con el gobernador de Antioquia y voceros de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) a sellar una encerrona que traerá costos incalculables a esta de por si castigada región. A mansalva, porque se mancilló, se irrespetó el poder popular, máxima expresión de una democracia y cuando ya la misma ANI, venía discutiendo el tema con la Asamblea de Iniciativas Ciudadanas, diálogos a los que tímidamente se habían sumado algunos mandatarios.

El acuerdo de la traición al pueblo de Urabá es risible, unas promesas y unos compromisos de “estudiar algunas peticiones de los firmantes”, nada tangible, como a los niños los engañaron con un bombón. Ya los veremos en los próximos días. Firmaron un pacto apócrifo sin respaldo popular, le dieron la espalda a sus gobernados y esto traerá costos muy altos para la región y el primero de ellos es el costo político que estos alcaldes pagarán en las próximas elecciones; tendrán que ser unos electores muy torpes para apoyar en las urnas a estos señores o a los sucesores de sus negocios personales o a quienes han salido a romperse las vestiduras a defender lo indefendible. 

Es ahí donde el pueblo pasará la factura de cobro a semejante afrenta. Otros costos se los cargarán a los ciudadanos de a pie, los trasportadores, los comerciantes, las empresas de aseo, los dueños de supermercados, los ganaderos y todos en general, harán cuentas y le cargarán los costos de los peajes a los ciudadanos comunes y silvestres, como lo han hecho siempre en este país.

 Y que tal la siguiente perlita que aparece publicada en el portal “Las Dos Orillas" desde el año pasado y que tampoco llamó la atención de los señores nueve alcaldes, quienes salieron ahora como ovejitas al esquiladero a firmar el cobro de los peajes: “La auditoría detectó que a pesar de que se habían contratado la construcción de dobles calzadas en la troncal de las Américas, a través de adiciones a los contratos se pagó una suma adicional de $86 mil millones, cambiando el objeto contractual y realizando rehabilitación y mantenimiento de la vía y no la construcción como se había pactado inicialmente. Según el auditor de la Contraloría, Alberto Ruiz, ´´ese tipo de cambio dado el modelo y los ingresos de la concesión se proyectaron en 82 mil millones de pesos por lo que el monto fue superior a lo que vale un mantenimiento de estas características´´. Los tramos de la vía donde se encontraron las irregularidades son, Apartadó – Turbo; era doble calzada y se modificó para solo realizar un mantenimiento a la vía” 

Lo lamentable es que pocas veces se había visto en Urabá una sociedad tan organizada, tan decente para reclamar, en la Asamblea de Iniciativas Ciudadanas, convergen voceros de todos los partidos, de varias organizaciones no gubernamentales, de dirigentes cívicos, de personas sin partido, van bien en la reclamación, allí nadie puede hablar de politiquería como irresponsablemente quieren manejar el tema, en ninguna reunión, ni por fuera de ella han mezclado el tema de los peajes con la política, muy a pesar de ser un tema inminentemente político.

 En eso han sido muy responsables. De ahí la molestia por la actitud perversa de los alcaldes, de irse en contra vía, apoyando unas medidas arbitrarias, fuertemente lesivas para la comunidad, en especial para los más pobres y así el alcalde de Apartadó diga con la arrogancia y la soberbia que lo caracterizan, “que la mayoría de quienes protestan no tiene carro”, son justamente estos los más afectados, porque el impacto de los cobros de peajes darán al traste en el costo de la canasta familiar y así lo ha entendido Sintrainagro, por ejemplo, para no citar sino un ejemplo.

 Los alcaldes se apresuraron en busca de una porción de mermelada que nos les van a dar, no agotaron la vía del diálogo ni de la razón que le asiste al pueblo de Urabá y prueba de ello es que la Asamblea Departamental de Antioquia está abriendo las compuertas de la discusión, porque claro está hay otras salidas, para hacer menos onerosas las cargas. Ahora hay es que apoyar esta Asamblea de Iniciativas Ciudadanas, no dejarla sola, rodearla de pueblo, si en realidad Urabá quiere lograr una negociación más justa en este tema, porque lastimosamente con los señores alcalde ya no podemos contar. Ya se jugaron sus restos.

A LA OPINIÓN PÚBLICA

Un grupo de personalidades de Apartadó, dirigentes cívicos políticos y sociales hicieron un enérgico pronunciamiento ante la decisión de la ANI de comenzar a cobrar los peajes a partir del primero de enero.

La ANI anunció  que comenzará el cobro de peajes este primero
  de enero, lo  que motivó el rechazo de la dirigencia  de Apartadó.

El siguiente es el texto completo  del comunicado:
"Los abajo firmantes, líderes sociales y políticos del municipio de Apartadó, ante la posición unilateral de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) de iniciar el cobro de los peajes en la zona de Urabá a partir del primero de enero, rompiendo abruptamente la concertación que se venía dando con la Asamblea de Iniciativa Ciudadana, como legítimos voceros de la comunidad declaramos:

O1-Rechazar tajantemente esta posición arbitraria de la ANI, de comenzar los cobros de peajes a partir de este primero de enero.

O2- Como ciudadanos de Urabá respaldamos la gestión que viene adelantando la citada Asamblea en procura de una negociación justa, equitativa y equilibrada para todos los habitantes de Urabá.

03- invitamos a los alcaldes a reflexionar y respaldar decididamente el clamor de la inmensa mayoría de habitantes de Urabá.

04- Hacemos un llamado a la comunidad en general, gremios y demás organizaciones sociales, para permanecer alerta y movilizarnos pacíficamente si llegare el caso, para evitar que se concrete semejante injustica del gobierno nacional para con Urabá, una zona históricamente golpeada por la violencia.

05- Finalmente advertimos que la obra en mención sigue presentando notables deficiencias de calidad, lo que en un futuro cercano se convertirá en un calvario para los usuarios, además de seguir registrándose víctimas fatales en la obra.

Apartadó-diciembre de 2017

Siguen firmas:

Felipe Cañizalez Palacios, dirigente social.

Rubiel Montes, Concejal Partido Mais

Duvan Mozo Echeverri, Concejal Partido Verde

Jaminton Vives Serna, Concejal Partido Verde

Jorge Atehortua, Concejal Partido Conservador

Luis Alfredo Seña, Concejal Alianza por Amor a Apartadó. 

Albeiro Franco Valderrama, Partido Centro Democrático. 

Eleazar Quejada Palma, Movimiento Cívico Concejales sin Fronteras

Jairo Alberto Banquett Páez, Movimiento Apartadó con Rostro Humano.

Yerlin Mosquera, Presidente Asociación de Institutores de Antioquia.

domingo, 10 de diciembre de 2017

La sociedad que seremos

El mundo no termina de salir del asombro, de como una sociedad acorralada por la violencia, termina votando por los jinetes de la horrorosa historia de más de 50 años de derramamiento de sangre.


Por: Por Félix Amín Tobar Tafur
Especial para El
PREGONERO DEL DARIÉN

Se ha puesto de moda la pregunta si somos o no una sociedad enferma. Yo creo sin lugar a equivocarme que sí. Porque una sociedad cuando es incapaz de autorregularse, auto controlarse o auto reformarse, tiene serios síntomas para caer en la anarquía total. ¿Cómo explicar que hayamos perdido la capacidad de asombro en los diferentes órdenes?

Para citar algunos casos que sirvan de reflexión, como lo sucedido con el plebiscito por la paz del país. El mundo hoy no termina de salir del asombro, de como una sociedad acorralada por la violencia política, económica y social termina votando por los jinetes de la horrorosa historia de más de 50 años de derramamiento de sangre, negándole a estas y las futuras generaciones vivir en un país donde crezca fecunda la semilla de la convivencia, la tolerancia, el respeto por la vida humana y encontremos dentro del legado de ésta sociedad mecanismo para superar nuestras diferencias sin necesidad del exterminio del otro. Cómo no aprovechar esta coyuntura para cambiar nuestro modelo económico, buscando mayor equilibrio y distribución del ingreso, como no abordar el tema de reforma agraria para que las tierras vuelvan a manos de quienes la cultivan y hacer del campo colombiano una verdadera locomotora de desarrollo, cómo no encontrar mecanismo de sanción y control ciudadano de los políticos corruptos y obligarlos a devolver las fortunas que han desfalcado del erario público, cómo no fortalecer el poder local, el derecho de las comunidades a sancionar las cosas mal hechas.

Porqué como sociedad permitimos que sean grupos al margen de la ley los encargados de impartir justicia y a esos grupos acatamos, respetamos y en lugar de cumplir nuestros compromisos con el fisco nacional, pagando los impuestos, terminamos alimentando las mafias que van suplantando la justicia, la ley y la sociedad. Porqué salir a votar emberracados contra la paz, pero permisivos y tolerantes con la corrupción la politiquería y los bandidos de cuello blanco. Porqué colocar en la picota pública a quienes tienen ideas diferentes para producir transformaciones que requiere el país y salimos a corear tildándolos de comunistas, izquierdistas y aliados del terrorismo, mientras seguimos respaldando a los responsables de 200 años de desastres que hoy quieren colocar sobre los hombros de quienes hemos vivido marginados del poder.

Debemos derrotar la cultura de la muerte, debemos impulsar la política de la vida, debemos arrebatar a los medios permisivos de comunicación que se han nutrido de la violencia en Colombia, para que en lugar de titulares de muerte, destrucción y violencia los engalanen con titulares de contenido para que la vida sea el derecho supremo, la paz una cultura de la sociedad y el desarrollo una bandera de todos.

Si trabajamos sobre estos imaginarios, si creamos conciencia ciudadana, si a través de la autorregulación y el control social le cerramos el paso a las cosas mal hechas, con seguridad vamos a derrotar todos los males que tienen enferma la sociedad colombiana, que ha entrado en una fase de volver diabólico a García Márquez, negar las atrocidades de la historia por la que hemos vivido y salir de la ceguera con la que quieren mantener al pueblo colombiano, para mantenerse otros 200 años en el poder. Para eso necesitan enferma esta sociedad y tenemos la obligación no solo de denunciarlo sino de salirle al paso de semejante barbaridad.

Necesitamos sumar voluntades, necesitamos agruparnos no ha defender colores o ideologías sino en intereses comunes que nos identifiquen en nuestro barrio con nuestro vecino, con nuestra familia, con nuestros compañeros de trabajo, en las universidades con nuevos imaginarios de los jóvenes, hasta que podernos reinventar y salir del cuadro clínico que presentamos los colombianos. ¡Animémonos!

sábado, 9 de diciembre de 2017

Carepa sigue acumulado atraso

Carepa sigue en su carrera desmedida de acumular atraso social y buenas intenciones, con alcaldes muy interesados en su presupuesto, pero no en las soluciones a los males que la aquejan.


Por Carlos Julio Mazo Ospina
Especial para El
PREGONERO DEL DARIÉN

Es una lástima que nuestro municipio de Carepa, en vez de avanzar hacia el desarrollo y poner los ojos hacia un futuro más promisorio para todos, siga en su carrera desmedida en acumular atraso y buenas intenciones.

El fracaso en la construcción de vivienda digna, de interés social es latente, el gobierno anterior prometió construir mil viviendas nuevas y mejorar otras quinientas, pero eso quedó en el papel y en vivienda de papel no vive nadie.

Del actual mandato ni hablar, la vivienda no ha estado en su agenda y ya no estará, y este atraso será muy costoso para Carepa durante la próxima década, con el crecimiento desmedido que tiene Urabá y en especial esta localidad, a la que han llamado “municipio dormitorio”
Si los habitantes de Carepa no tomamos conciencia para elegir el próximo alcalde, con gran capacidad gerencial y de gestión, el municipio seguirá por la senda equivocada y enderezar su desarrollo se volverá casi que imposible.

Hace varios años los electores vienen eligiendo mal, se han dejado cautivar de falsas promesas, de personas sin ninguna experiencia administrativa, de otros que dicen ser muy buenas personas, pero no tener ni idea de lo público y ahí está el gran problema.

Un alcalde en este mundo moderno, apurado por las tecnologías, la ciencia y la inmediatez, donde no hay espacio para la improvisación, se exigen igualmente alcaldes de gran visión futurística y habilidades para gobernar.

Carepa será gran receptora de la población que viene a trabajar en los puertos, en las empresas que en su entorno se concentrarán y para ello deberá tener una adecuada oferta de vivienda, una bien planeada infraestructura de servicios públicos y otros bienes, que lamentablemente ante la miopía y la falta de liderazgo no aparecen por ninguna parte y las consecuencias de esa incapacidad administrativa, serán desastrosas en el futuro cercano.

Si Carepa no elige en esta oportunidad a un gerente, en vez de un politiquero de oficio, que solamente esté preparado para arrasar con su presupuesto, se devolverá lamentablemente como mínimo una década en su historia y eso en tiempos reales tiene costos incalculables. Carepa hoy va en cuenta regresiva y eso no le que conviene a nadie.

Tampoco se está aprovechando la legislación y los incentivos tributarios para el montaje de nuevas empresas en zonas afectadas por el conflicto, como ha quedado plenamente reglamentado, lo que movería la generación de empleo y la producción de divisas y eso porque los señores alcalde no se toman un minuto para leer las bondades de esta normatividad y comenzar a trabajar en eso.

De otros temas ni hablar, como la malla vial, como las redes terciarias para mover los productos de nuestros campesinos, sumado a un abandono total por parte de una Secretaría de Agricultura y Medio Ambiente, que más sirve de adorno, que de impulso al campo, un despacho con burocracia pero sin presupuesto; el olvido al deporte y la cultura, todo esto va dejando un rezago social muy difícil de superar, porque nuestros inexpertos alcaldes van más apurados en del día día, en recuperar sus inversiones de campaña y pagar los favores electorales, que en dimensionar un municipio al que no le han faltado oportunidades para avanzar en su desarrollo.

Finalmente quiero desear a las familias de Carepa una feliz Navidad y muchos éxitos en el año venidero, esperando que nunca perdamos la esperanza en superar tantas dificultades, tanta improvisación.

jueves, 7 de diciembre de 2017

No era Berlín ni El Colón.Era Apartadó

Dos momentos estelares  durante  la presentación de la Orquesta Filarmónica  en Apartadó

Un público que respondió con mucha dedicación y atención


Crónicas del Camino
Por: Wilmar Jaramillo Velásquez
para EL PREGONERO  DEL DARIÉN

No era una encumbrada sala de ópera en Berlín, ni tampoco el clásico teatro Colón de la capital, sencillamente era Apartadó, en ese Urabá que los medios de comunicación suben a sus titulares cada que hay dificultades en el orden público, y en épocas no lejanas cuando las masacres azotaban sin misericordia la zona, pero que han sido mezquinos a la hora de mostrar sus grandes potencialidades. Era Apartadó con medio siglo a cuestas, una ciudad joven llena de esperanza y de futuro. Allí estaba la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Antioquia, reluciente en todo su esplendor, con ese guardián de la música colombiana, Eduardo Carrizosa al frente, como director invitado, y a su lado, la más grande de las artistas que ha producido esta patria en el último siglo. La maestra del piano, Teresita Gómez.
El maestro Eduardo Carrizosa Navarro, dirige  
su orquesta con el imponente Cristo al frente
El escenario, la iglesia Catedral de Apartadó atiborrada de público de todos los colores y todas las condiciones sociales. No había protocolo, y la pinta era lo de menos, demasiada informalidad para tremenda solemnidad de música y de músicos. El puro pueblo se había concentrado para asistir una de las misas más extrañas en esta catedral. El culto a la música.

Era el cierre de la temporada de conciertos 2017 programados por la Universidad de Antioquia, aprovechando, el cumpleaños número 50 de Apartadó, además del primer año de actividades de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Antioquia. Todo era fiesta y se combinaba con el día de las luces o de la Virgen María como le llaman otros a los días siete y ocho de diciembre.

La exquisitez del menú no podría ser mejor: Inicia con Obertura al Murciélago de Johann Straus, sigue Concierto para Piano N. 21 en Do Mayor de Mozart, con Teresita  Gómez como solista, prosigue, Suite del Ballet, El Cascanueces de Tchaikovsky: Obertura Miniatura, Danza Árabe, Danza de los Mirlitones y Danza Rusa Trepak, más adelante Suite de Villancicos de Arthur Harris, para cerrar con dos himnos nacionales de la música colombiana: Mi Buenaventura-Currulao de Petronio Álvarez y Colombia Tierra Querida, del maestro Lucho Bermúdez.
Con gran respeto y agradecimiento, el maestro Eduardo 
Carrizosa Navarro, hace la venia a su público
El público vibró de comienzo a fin, pero serían los dos últimos temas, los colombianos quizá por la familiaridad de los ritmos, lo que produjo la explosión de júbilo entre los asistentes, quienes de pie ovacionaron a la orquesta y a su director y se negaban a dejarlos ir, exigiendo más música, pese a lo prolongado de la estadía en el recinto, donde la temperatura subía al tono de las notas musicales.

Apartadó, se dio el lujo de tener al maestro Eduardo Carrizosa Navarro, dirigiendo en su terruño, quien fuera director de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia, director asistente de la Orquesta Filarmónica de Bogotá y de la Orquesta Sinfónica de Colombia, director titular de la Banda Sinfónica Nacional, Banda Sinfónica de Bogotá y director del Departamento de Musicología de la Escuela Superior de Tunja.
Teresita Gómez, la artista más 
 querida por los colombianos
Como si lo anterior fuera poco, esta tierra de banano y plátano, de historia reciente, con 50 años a cuestas, recibe a la más grande de las artistas para que interpretara el piano como solamente ella lo sabe hacer. Maestra de maestras, Teresita  Gómez, la artista más popular y reconocida por los colombianos, con un amplio historial de presentaciones en Cuba, Brasil, México, Berlín, París, España, Europa Oriental y diversas capitales del país.

Teresita  Gómez tiene un grado de concertista de la Universidad de Antioquia con reconocimiento Summa Cum Laude y la Universidad Nacional de Colombia le otorgó el doctorado honoris causa, entre otras muchas distinciones que ha recibido a lo largo de una carrera artística que ya cumplió seis décadas.

De los jóvenes músicos de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Antioquia, ni hablar, un cúmulo de talentos, virtuosos y férrea disciplina, quienes lo dieron todo para que este concierto se convirtiera en el mejor regalo para Apartadó durante sus 50 años.
El público  de Apartadó, gran 
protagonista durante el concierto
La noche del conciertazo marcó dos momentos estelares para los presentes, cuando la Orquesta interpretó Mi Buenaventura del llamado “Rey del Currulao” Petronio Álvarez, inmortalizado con el festival que lleva su nombre y el inolvidable maestro Lucho Bermúdez con su Colombia Tierra Querida, una de las canciones más emblemáticas de los colombianos. “Eriza la piel escuchar estos dos nombres a lado de un Tchaikovsky, de un Johann Straus, o de un Mozart” Exclamó ebrio de emoción, Darío Escobar Roldán, un experto en música colombiana, mientras aplaudida, sin pausa y se empinaba para observar los rítmicos y ordenados movimientos del maestro, Eduardo Carrizosa.
La interpretación de  canciones como Mi Buenaventura
 y Colombia Tierra Querida, hicieron vibrar a  los asistentes
El otro instante, el emotivo encuentro del maestro de la acuarela, Julio Carlos Angulo, con la pianista, Teresita  Gómez, ella había estado en una de las exposiciones del pintor y al culminar el concierto la sorprendió con la entrega de uno de sus cuadros. La alegría de ambos cerró con broche de oro, un concierto que quedará registrado en la historia de Apartadó, por todo lo que encerró, sus músicos, su director, la pianista y la congregación de un público que no cesó de vibrar, un solo segundo.
Uno de los momentos  más emotivos, el encuentro entre
  el maestro, Julio Carlos Angulo y la pianista,
 Teresita Gómez, a quien le regaló uno de su cuadros

Apartadó- Diciembre de 2017.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Chigorodó, mejor desempeño fiscal

Del puesto 56 en 2015, Chigorodó se situó en 2016  en el puesto 29 en el manejo de sus finanzas y a  nivel nacional bajó al puesto 196.


Relieves de mi Tierra, con sabor a Colombia

Vuelve a Urabá el programa  con más sabor a Colombia. Un monumento a nuestra música  en todos  sus géneros, bajo la dirección de, José Darío Escobar Roldan.


A partir del 21 de enero de 2018 en el horario de las diez de la mañana y las doce meridiano por RCN Urabá, se da la reapertura del programa, “Relieves de Mi Tierra” un monumento a la música colombiana en todos su géneros.

El programa producido y dirigido por el veterano hombre de radio, José Darío Escobar Roldan, se sintoniza en la frecuencia AM, en el dial 1.310, en la web: www.rcnmundo.com, todos los domingos.
Este programa tiene como objetivo la divulgación y promoción de la música colombiana, para mantener la tradición, hacerla viva cada día y trasmitirla a las nuevas generaciones hoy con tanta invasión de ritmos foráneos.

En esta oportunidad el programa tendrá enlaces internacionales desde la provincia del Chaco en Argentina con Mabel Cantó y otra desde la provincia de Entre Ríos, en Concordia su capital, con Susana Cristina Barrios, directora de una cadena radial en esa zona.

El programa también mantendrá el segmento de mayor interés entre la audiencia: “Me voy pa el Pueblo”, el cual no es más que una conexión con otros municipios de Antioquia, para hablar de su folclor, cultura y gastronomía entre otros aspectos.

Las empresas, instituciones y otras organizaciones sociales, interesadas en anunciar sus productos o actividades en este programa, se pueden comunicar con su director, al celular: 3114752981.
José Darío Escobar Roldan, es un experto en música colombiana, amplio conocedor de nuestro repertorio, sus artistas, sus anécdotas y biografías, lo que le permite hacer un programa muy ameno, donde el tiempo transcurre sin darse cuenta.